Si quieres empezar a afeitarte de manera clásica, justo como lo hacía tu abuelo, aquí tenemos 5 tips que te ayudarán a obtener un afeitado placentero, relajante y bien realizado:

1.- La paciencia: Tomarte tu tiempo es el punto clave de todo el afeitado, ya que al hacerlo sin presión podrás poner mayor atención a lo que estás haciendo, lo disfrutarás más y te quedará mucho mejor.

2.- La preparación: Antes de tomar el jabón y la navaja libre o rastrillo es importante preparar la barba. Salpicar el rostro con agua fría no basta para un buen afeitado, se necesita humedecerlo bien con agua tibia, o mejor aún: con una toalla caliente y enseguida utilizar un aceite pre-shave, esto ayudará a abrir los poros y suavizar el paso del filo para cortar más a ras y con menos esfuerzo. Encuentra aceites y jabones aquí: https://bit.ly/2WFfmNC

3.- Utilizar las herramientas correctas.- Siempre será mejor utilizar una espuma de barbería o generar la propia en una taza con un jabón especial para afeitar. El inconveniente de utilizar espuma o crema en una lata presurizada de supermercado es que tienden a resecar la piel debido a sus conservadores y otros ingredentes no naturales que contienen. Si buscas una crema especial para afeitarte, la encontrarás acá: https://bit.ly/2WI3sTk

4.- El paso correcto del rastrillo o la navaja libre.- Depende de tu gusto si utilizas rastrillo o navaja libre, ambos ofrecen un buen afeitado si se saben utilizar, aunque el tradicional se realiza con navaja. La clave es conocer el sentido en que crece tu barba y cortarla primero en ese mismo sentido. Después, si deseas un afeitado más cerrado puedes aplicar jabón nuevamente y pasar el filo en el sentido contrario al crecimiento. Es importante no presionar de más el rastrillo sobre el rostro, tiene que ser una pasada suave, con muy poca presión para que no se generen surcos que puedan causar irritación y un afeitado inconsistente.

5.- Post afeitado.- Al finalizar el afeitado, se sugiere que, además de utilizar un after shave, que te refrescará el rostro al mismo tiempo que lo protegerá de posibles infecciones, evites tocar la zona recién afeitada, ya que se encuentra vulnerable y podría alojar cualquier bacteria invisible.

Con esos 5 consejos disfrutarás más tu afeitado y le rendirás un tributo a todos aquellos caballeros de las décadas pasadas que asistían a las barberías para solicitar un afeitado que ahora es un clásico. Y recuerda que si quieres revivir esas épocas utilizando productos premium de Grooming y Shaving puedes adquirirlos en esta liga: http://bit.ly/1YPF0aU

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.