Parece que el futuro nos ha alcanzado y en el 2023 ya será una realidad tener taxis voladores, esto de acuerdo al proyecto de Uber en conjunto con Bell Helicopter, empresa especializada en la producción de helicópteros comerciales y militares

Juntos, lanzarán a largo plazo el Bell Nexus, una aeronave, todavía en formato de prototipo, que se prevee que será la primera en ofrecer servicio de taxi con trayectos de altos vuelos a un precio razonable.

Además de estas dos empresas, están involucradas, en menor medida, otras como: Safran, quien proveerá el sistema de propulsión híbrido; EPS, que se encargará del sistema de almacenamiento de energía y Thales, que desarrollará el hardware y software del ordenador de control de vuelo.

El ejemplar expuesto en el CES 2019 tiene un habitáculo preparado para cinco ocupantes en una configuración de 1+2+2. Las seis hélices tipo ventilador giran según el modo de funcionamiento del aparato, cuyas prestaciones y detalles técnicos aún no han sido revelados.

Se estima que las pruebas de funcionamiento se realizarán aproximadamente en el 2020 y que en el 2023 ya pueda circular donde la legislación y normativa, así como la infraestructura para despegar y aterrizar, lo permitan.

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.