Una característica evidente de un auténtico caballero es que siempre tiene una apariencia impecable, en la que resalta su rostro, su pelo y su vello facial, por eso, en esta ocasión te diremos cómo conseguir la barba que los distingue: radiante, bien hidratada y con cada vello acomodado dentro de su lugar.

LIMPIEZA

El primer paso, antes de arreglarla, es tenerla muy limpia, lo cual también tiene su secreto, ya que no sólo basta con ponerle agua y jabón común, ya que el uso del mismo producto que utilizas para el cabello es poco recomendable, debido a que está fabricado para otro fin.

Un jabón especial para barba te ayudará a limpiarla sin debilitarla ni quebrarla, ya que los ingredientes naturales con los que se fabrican están pensados para el fortalecimiento del vello facial y su correcta hidratación, dando como resultado una barba más suave y atractiva.

Una de las marcas de jabones para barba que podemos ofrecerte en Barbería Capital es Honest Amish que elabora sus productos de forma artesanal con ingredientes 100% naturales.

Su insignia en este sentido es el jabón original, que está hecho con diferentes aceites: oliva virgen, semilla de calabaza virgen, albaricoque kernal, palma kernal, coco y ricino, mezclados con arcilla de caolín blanco madera de cedro, clavo de olor, anís y lavanda, para obtener un ligero, pero varonil perfume. Además, también puedes usarlo en el cuerpo. Puedes adquirirlo aquí.

También manejamos otros jabones de la misma marca premium, como el Extra Grit, que ofrece una ligera exfoliación o el Slick, que tiene un aroma más especiado con notas a eucalipto y canela.

Una vez que tu barba está limpia y seca, ya puedes aplicar productos para nutrirla, peinarla y embellecerla. Para ello existen aceites y bálsamos.

ACEITES

La diferencia entre ambos productos radica en que el aceite es más recomendable para barbas cortas, es decir, de menos de 3 centímetros de longitud, debido a que es de rápida absorción. Desde el momento que lo apliques notarás una placentera sensación de cómo sus ingredientes naturales acaban con la comezón y la resequedad en la zona.

En Barbería Capital manejamos diferentes marcas y tipos de aceites, pero todos son de excelente calidad y muy fáciles de aplicar. La diferencia está principalmente en los ingredientes y los aromas.

Empezamos con el Aceite Clásico para Barba de Honest Amish, que se elabora con más de 10 tipos de aceites premium seleccionados por expertos que se enfocan en el acondicionamiento del vello y la salud de la piel; además, tienen vitaminas, minerales y antioxidantes que dejarán tu barba impecable.

La forma de aplicarlo es dejando caer 3 o 4 gotas sobre tus dedos y frotándolas con la otra mano para untarlos en la zona de tu barba, dejando que el aceite impregne tanto el vello como la piel. La cantidad dependerá de lo prominente de tu barba, pero puedes empezar con pocas gotas para descubrir cuánto necesitarás.

También te recomendamos los aceites de Brooklyn Grooming que podrás encontrar en nuestras sucursales, los cuales tenemos disponibles en 4 diferentes aromas: Anchor, Fort Greene, Red Hook y Williamsburg, elaborados de forma artesanal con ingredientes naturales de diversas hierbas, maderas y especias.

La diferencia de estos aceites de Brooklyn Grooming con el resto de su competencia es que también están diseñados para ser utilizados en el rostro, aunque no haya vello facial, y como aceite preshave.

BÁLSAMOS

En cuanto a los bálsamos, además de hidratar y nutrir, tienen la función de mantener barbas largas en su lugar, ya que los ingredientes orgánicos y naturales de sus acondicionadores ayudan a controlar el indeseable movimiento durante el día de las barbas de más de 3 centímetros de longitud.

Para este fin, te recomendamos Beard Balm Original y el Heavy Duty de Honest Amish, que te ayudarán a acomodarla fácilmente para crear un efecto de mayor grosor.

De Brooklyn Grooming también manejamos el Anchor, Fort Greene, Red Hook y Williamsburg en su versión balsamo, además del Commando Beard Balm.

No importa si tienes una barba tupida o si tu vello de la cara es fino y tienes algunos huecos, los bálsamos te ayudarán a nutrirla y acomodarla de una manera más sencilla. Aunque si prefieres utilizar aceite en barba larga o bálsamo en barba corta, también puedes hacerlo sin problema, al final, la decisión es tuya y el beneficio en tu barba será evidente sin importar cuál sea la opción que elijas.

La forma de aplicarlo es muy similar a la del aceite, sólo coloca un poco entre tus dedos, frota con la otra mano y aplica directamente sobre la barba.

Finalmente, para dar el último toque, si los dedos no son suficientes para acomodarla, puedes utilizar un peine para barba y poner en su lugar hasta a los vellos más rebeldes.

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.