Si tienes barba, seguro te has hecho estas preguntas a menudo. Pues bien, tenemos respuestas.

Lo primero que debes saber es que la barba se mide del mentón a la punta. De manera más o menos universal, una barba se considera larga con más 5 centímetros, si mide menos, se puede decir que es corta.

Para la barba corta, lo más recomendable es el uso del aceite para barba, ya que favorece la humectación con una cantidad mínima y de manera uniforme.

La forma de aplicarlo es colocando 2 o 3 gotas de aceite entre tus dedos, frotándolo con los de la otra mano y aplicando directamente en la barba y en la piel debajo de ella. En Barbería Capital contamos con excelentes opciones, como el Aceite de la marca 100% mexicana Don Porfirio.

En el caso de la barba larga, es recomendable utilizar un bálsamo, ya que el primer síntoma de nosotros los barbones, es el vello volátil (cuando nuestra barba cobra vida propia y se mueve a su antojo), así que para mantenerla en su lugar y sana, de manera orgánica, con ingredientes naturales, necesitamos de un bálsamo que nos ayude a mantener el pelo de la barba compacto, hidratado y en la posición que nosotros deseamos.

En ambos casos, es recomendable utilizar un peine especial para barba antes y después de aplicar el bálsamo o el aceite, con el que podrás acomodarla sin romperla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.